El 2011 celebra el 250 Aniversario de la profesión veterinaria y ha sido declarado “Año veterinario mundial”.

La profesión veterinaria merece hoy más que nunca ocupar un lugar destacado. Además de como médicos de los animales, los veterinarios deberían llegar al público en general como no menos que salvaguardias tanto de la sanidad animal como de la salud pública.

 Al garantizar la salud de los animales de cría, las repercusiones de la veterinaria en la agricultura contribuyen al desarrollo económico de los países, especialmente en las áreas más pobres de la Tierra. Responsables asimismo de detectar los posibles riesgos sanitarios a lo largo de la cadena alimentaria, los veterinarios están al frente de la prevención y el control de las enfermedades de los animales. Habida cuenta de que el 60 por ciento de las epidemias humanas son causadas por patógenos animales que se encuentran en los animales domésticos o salvajes, la investigación epidemiológica veterinaria y el desarrollo de medicamentos y vacunas adquieren una mayor importancia. Por último, la salud de los animales salvajes también depende de la labor veterinaria en todo el mundo.

FUENTE: http://www.oie.int/es/para-los-periodistas/vet-2011/