Los casos de mordedura de perros aumentan durante la época navideña y de año nuevo debido a que los canes se muestran nerviosos por la explosión de artefactos pirotécnicos. La especialista pidió tener especial cuidado con los niños, quienes son más indefensos y se exponen a cualquier reacción de estos animales, sin medir el peligro.

“Los niños juegan en los parques y revientan los cohetones que no sólo les puede producir alguna quemadura, sino también propiciar algún accidente por mordedura, pues los perros, sean callejeros o mascotas de casa, se sienten nerviosos y agredidos y responden mordiendo”, dijo.

Los ataques se producen tanto dentro de las viviendas como fuera de ellas por lo que se recomienda mantener a los animales con su respectivo collar y bozal. Además no se debe molestar al perro, cuando duerme o come y con mayor razón si es hembra y tiene crías.

Qué hacer si un can muerde

Si esto llega a suceder debe lavar la mordedura con abundante agua y jabón, ubicar al can mordedor para que sea puesto en observación y acudir a un centro de salud para recibir la atención oportuna y el tratamiento antirrábico.

Fuente: http://www.labradorygolden.com.ar/noticias