El Éxito de Nuestra Empresa Depende del Éxito de Nuestros Empleados

Nuestros Valores

Nuestro éxito depende tanto de nuestra relación con nuestros clientes, como nuestra relación con nuestros valiosos empleados. Por eso, ayudamos a nuestros empleados a mantener el equilibrio entre el trabajo y las demandas de la vida personal. Además, promovemos el desarrollo profesional, la diversidad y la ética profesional en todos los aspectos de nuestro trabajo.

Los buenos empleados son la base de nuestro éxito. Reconocemos que nuestros empleados valoran su salud física y emocional, y que estos aspectos contribuyen a la productividad de nuestra empresa y satisfacción de nuestros clientes.Nuestros empleados tienen a su disposición programas que les ayudan a evaluar y mejorar su salud física mediante evaluaciones

Desarrollo Profesional

El desarrollo profesional de nuestros empleados es importante para su éxito y para el éxito de nuestros clientes y comunidades. Por lo tanto, apoyamos varios programas que motivan a los empleados de Laboratorio Depal C.A.,a obtener educación superior y profesional, así como asegurar el aprendizaje por medio del trabajo.

La diversidad en la fuerza laboral es una ventaja competitiva para Laboratorio Depal C.A. Nuestras políticas, procesos y programas corporativos están diseñados para promover la inclusión, dignidad y respeto en el trabajo.

Motivado al respeto de nuestro Trabajadores la Organización simple está dispuesta en la especialización continua  de todos sus empleados en las diferentes ares Administrativa, Operativa, Producción y Desarrollo; siendo esta una herramienta organizativa

¿QUÉ CONTRIBUYE A LA EXCELENCIA HUMANA?

Esto exige respeto y una actitud de servicio y cooperación, que es justamente lo que da lugar a una mejora en la excelencia humana. Otro elemento importante de esta versión de la ética empresarial es la importancia capital de quien toma la decisión. Él es, en último término, quien deberá hacer el juicio moral acerca de su decisión. En esta versión hay una ética de “primera persona”. El sujeto agente tiene intencionalidad y con esta intencionalidad decide hacer una determinada acción para alcanzar un fin y elige una alternativa para alcanzarlo. Esta versión incluye, pues, unos deberes. Pero la motivación para cumplirlos no es “el deber por el deber”, sino unos deberes con vistas al bien y al desarrollo humano. Estos deberes están basados en el bien humano y, por tanto, tienen carácter objetivo y universal. Incluye también las consecuencias de la acción en la medida en que sean previsibles y evitables. Esas consecuencias se valoran no al modo utilitario, sino con vistas al bien real de las personas.